Carta del Presidente de la Asociación

 Ante una situación como la actual, con una justicia cara, lenta, mala, tendenciosa, injusta, farragosa, con muchísimos jueces y abogados incompetentes y despreocupados, con muchas Leyes antiquísimas que se mantienen sin abolir, con un desamparo judicial absoluto, con jueces pluriempleados, con juicios paralelos que hacen sentencias definitivas, con aplicación de alarma social, con contaminación de pruebas, con politización total estructural, con linchamientos sociales, sin presunción de inocencia, con daños morales y desintegración familiar por sentencias injustas, etc.,

un grupo de afectados por ese mal uso de  la justicia, debido a la general y grave problemática generada por la misma, donde cada juez es un compartimento estanco, o un mundo especial cerrado, donde nadie se mete ni controla a nadie, con graves consecuencias para los usuarios, debido a la gran cantidad de quejas y afectados por errores y abusos, ante la impotencia del abuso de poder judicial para defendernos con mayor eficacia, decidimos unirnos y crear la Asociación en el año 1997. una Asociación sin ánimo de lucro al servicio del usuario.

 La Asociación se creo con el objetivo de mejorar globalmente la situación judicial, ya que esta justicia no es ejemplo ni garante de nada, para denunciar a jueces y funcionarios que no cumplen con sus obligaciones, que atienden con despotismo como si la administración fuera su cortijo, que abusan de su posición, que hacen de la eficacia despropósito judicial y archivo vertical, que son incompetentes, intolerantes y malos funcionarios y para apoyar al que trabaja, es eficaz, aplica justicia, etc., sin vulneraciones, sin presiones e igualitariamente

 Es un trabajo duro y lento, como la propia justicia, pero vamos avanzando a la velocidad del caracol, a veces con desesperación viendo lo poco que les importa la ciudadanía, pero aun así avanzamos, conseguimos cosas, a un que se sigue por muchos jueces y funcionarios jugando a política escondidos bajo la toga u otros medios, estos jueces u funcionarios, no pueden estar ni representar a la justicia, por su desviación ideológica, por su tendenciosidad, por su imparcialidad, todo afecta al usuario, quien quiera hacer política que deje la justicia y se meta en un Partido Político y se desarrolle, a un que hay muchas formas de hacer política desde la judicatura, desde el reparto de puestos y cargos al reparto de salas y otros asuntos, todo ello preocupante por cierto, donde las Asociaciones de jueces, no sabemos en que se transforman, si en Sindicatos sectoriales, Partidos paralelos, o en que, eso sí, son movimientos de poder que subterráneamente en “guerrillas” profesionales se reparten la “tarta” del poder de la judicatura, a de mas lo que vemos de implantaciones y repartos partidistas, a un hay otro grupo que son los intocables “santones judiciales”, con eterno derecho de sillón y mando. Así no se puede arreglar la justicia, necesitamos jueces que sean verdaderos profesionales vinculados a la justicia, transparentes, justos, libres, que exijan cambios, eficacia, rapidez de respuesta, procesos económicos, especialización, sanciones de verdad al incompetente, etc., pero el dinero y el poder no son buenos compañeros de la independencia, la transparencia y la eficacia judicial 

Reflexiones e Incógnitas

Se nos dice que existe una LEY, igual para todos los españoles- Se nos dice que, todos somos iguales ante la LEY- Se insiste en que tenemos derecho a un juicio justo, y con todas las garantías- Incluso, a que, quienes, no puedan pagar un abogado, tendrán derecho a justicia gratuita (Turno de Oficio)- Se nos asegura que, los jueces serán imparciales, e incluso que, de no serlo, las leyes nos ampararan para pedirles responsabilidades- En fin, se nos aseguran puntos que en realidad (dicho sea con moderación y con todo respeto) aquellos que se han visto obligados a defenderse, a denunciar o a pedir responsabilidades aseguran todo lo contrario. ¿Dónde ESTA REALMENTE LA RAZON, LA VERDAD, LA LOGICA, LA IGUALDAD…? ¿Dónde, LOS DERECHOS DEL JUSTICIABLE FRENTE A LAS REALIDADES, CUANDO ESTAS, HUELEN A DESAMPARAO, A NEGLIGENCIA, A CONVICCION MORAL, A SIMPLE VAGANCIA O IMUTILIDAD?

Muchos, tal vez demasiados, somos los que hemos vivido la eternidad de espera para conseguir justicia, inmensamente dilatada en el tiempo. Muchos, los que hemos sufrido la frialdad, distancia, ineficacia e injusticia de la tan CACAREADA JUSTICIA GRATUITA (Turno de Oficio), dejando a “salvo” aquellos, por si los hubiere, capaces y eficaces; cuando nuestra suerte (puesta en sus manos por obligación) se ve sentenciada de antemano a un final desastroso. Pero, además, cuando el desamparado “osa” quejarse al Ilustre Colegio de Abogados (cuando, no tan ilustre dicho sea con respeto) vive fuertes dosis de corporativismo dejando siempre al que se queja en la oscuridad de la cuneta. ¿Sería a caso, porque el cliente de oficio no le resulta rentable? ¿Y porque será, cuando, más o menos, ocurre lo mismo con los profesionales de pago, aunque “tal vez” menos? ¡¡Que es lo que falla!! Exclama preguntando la víctima.

Otros, también, tal vez demasiados nos preguntamos sorprendidos por la cantidad de archivos de tantos juzgados, sin haber entrado a valorar los denunciado. Sin tiempo, para comprobar puntos clave de análisis investigación, e incluso a veces sin llegar a tomara declaración a la parte denunciada; dejando así, en la penumbra, la presunta razón del que espera justicia. ¿Sera a caso, porque una forma de deshacerse de grandes dosis de trabajo, se la de archivar…?

Sea como fuere, lo que sí es cierto, es que la sociedad, (para  mal de este País nuestro), no cree ni tiene fe en los políticos, como no cree ni tiene fe en los abogados (salvo escasísimas excepciones, claro) ni en el Colegio que, de forma imparcial debería controlarles ¡pero de verdad! Como no tiene fe en los jueces, ni en la imparcialidad e incluso en su salud mental(dadas las muchas sentencias que avergüenzan, y errores cometidos por muchos), ni en los secretarios y oficiales judiciales (filtros tal vez necesarios) cuyas actitudes llegan a avergonzar al que sumiso, solicita un trato humano y respetuoso por bien de la justicia “garantizada” para “todos”.- ¿Dónde está el equilibrio…? ¿Dónde, el respeto…? ¿Dónde, el cumplimiento garantizado para todos los ciudadanos….? ¿Dónde, esa igualdad, tan cacareada, para todos…? ¿Dónde, la garantía, real, a ser escuchados con respeto y ecuanimidad y, donde la seguridad a obtener un juicio justo con todas las garantías mas allá de el “cansancio” del abogado o el “exceso” de “trabajo” del juzgado-juez o, su convicción moral….? ¡¡¡Quien nos garantiza, cuando y donde pero, de forma real y que nos lo podamos creer y sentir, para poder tener fe, esperanza y no morir a plazos en el intento!!!

  • Fe en la justicia, TODA, cuando la sintamos, como tal.
  • Acatamiento de las resoluciones judiciales, TODAS, siempre y cuando sean las correctas, perfectamente demostradas tras los análisis-investigaciones y garantías cumplidas.
  • Confianza, TODA, cuando se nos haya dado-garantizado-demostrado, de forma real.
  • Respeto, TODO, cuando el respeto sea mutuo a todos los niveles por el bien de lo justo y de la misma justicia. (Somos muchos, muchísimos, los que soñamos con poder respetar mas pero mucho más, a TODOS y a TODO).

¿Es obligado creer en la justicia…? ¿Es obligación de la justicia hacerse creer, para ser creída…? ¿Es obligatorio acatar todas las resoluciones judiciales…. O, debería ser obligatorio razonar-demostrar que tales resoluciones son de sobrada demostración para ser acatadas en caso de duda? ¿Son los jueces, dueños de todas las verdades y razones por mandato divino, o debería de tenerse en cuenta sus riesgos a equivocarse, antes de exigir acatar sus sentencias?. A propósito …¿Quién dijo aquello de? Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra…. ¡Y haber a quien le da el regodonazo, en más de una tirada!

Este humilde esclavo de los dioses pide perdón por adelantado, por pensar, no vaya  a ser que los dioses, se enfaden, y busquen los artículos pertinentes, con la lectura pertinente, para fusilarle.


 Ultimas Obras literarias de nuestro socio Roberto Ibiricu Coto. 


           MIENTRAS LA JUSTICIA DUERME

 


 

 Dedicatoria MIENTRAS LA JUSTICIA DUERME

 A todos los INOCENTES que pasan por la cárcel, que son muchos, por culpa de los abogados negligentes y por los jueces con exceso de poder que, sin conciencia, incumplen y deshonran la profesión y la vida.

 A todos cuantos pierden cuánto tienen, incluida la dignidad; enloquecen y mueren por culpa de la “justicia” ciega, sorda y muda que arrasa sin piedad todos los cielos.

 A todos cuantos se callan ante tanta injusticia, porque con su silencio colaboran, para más desgracia, en la desgracia del

 INOCENTE, y en el abuso de quienes lo pueden todo.

                                    ROBERTO IBIRICU COTO

“…Lo primero que tenemos que hacer

es matar a todos los abogados…”

WILLIAM SHAKESPEARE


 

EL TORMENTO DEL AMOR CALLADO